Nadie lo pidió: mi visión sobre el feminismo

Creo que si hay algo de lo que mucho se ha hablado y poco se ha comprendido en el último tiempo, es el feminismo. No vengo aquí con una definición objetiva o la verdad absoluta sobre el movimiento feminista, no soy quién para hacerlo. Esta es mi visión, y sí, sé que nadie la pidió (bye, TERFs).

Una aclaración: desde mi perspectiva, un hombre (cis o transgénero) puede ser feminista, así que si piensas lo contrario, te recomiendo dejar de leer aquí, let’s agree to disagree.

Octubre 2019, Santiago de Chile | Ver en Flickr

En más de una ocasión me he preguntado si será que se me hace más fácil integrar, comprender y promover las ideas de igualdad y equidad que propone el feminismo porque soy homosexual, y me entristece y me asusta darme cuenta, cada día más, de que probablemente así es. No pienso ni digo que un hombre hetero-cis no pueda ser feminista, pero sí creo, considerando la cultura en que vivo, que es más difícil.

Una amiga entró a estudiar una carrera que, tradicional y binariamente, está compuesta principalmente por hombres, y es la única mujer en el grupo de Whatsapp de su curso. En ese grupo comenzaron a enviarse stickers “fuertes”, hasta que uno de sus compañeros envió el sticker de una mujer descuartizada. En 2021. Luego de años de lucha. Luego de cientos y miles de casos de abuso y discriminación que ocurren a diario. ¿Qué tan grande es la brecha educativa y cultural con aquellos que banalizan contenidos y comportamientos así de violentos? Yo también crecí en una cultura machista, pero jamás se me ocurriría tener o enviar contenidos de ese tipo.

Para mí, afortunadamente, no hubo ninguna duda de que el feminismo es la respuesta a gran parte de las injusticias sociales a las que nos enfrentamos hoy, injusticias que incluso me afectan a mí, un hombre, a quien es muy poco probable que alguien ataque o le haga daño exclusivamente por su género. He tenido el privilegio de haber vivido muy pocas experiencias de discriminación (ni siquiera por mi orientación sexual), pero ni mis amigas, ni las mujeres de mi familia, ni la mayoría de las mujeres en el mundo, pueden decir lo mismo. No pueden sentirse seguras, y el sistema tampoco las ayuda.

En este contexto, no puedo evitar sentir preocupación por la situación de las mujeres (cis y transgénero, por si alguien necesita la aclaración). Mucho se ha escuchado el argumento sobre tener una madre, hermanas, primas o cualquier otro parentesco con mujeres para invitar a respetarlas, pero ni siquiera deberíamos estar argumentando sobre por qué respetarlas. Otra frase cliché, que aplica para todos los grupos minoritarios y/o discriminados, y que nos podría ayudar a ver lo estructural del problema, es que son personas, y merecen respeto sólo por eso.

Ahora, la calidad de cada persona es otro tema, y tampoco estoy de acuerdo con la defensa ciega de cualquiera sólo por pertenecer a cierto grupo, porque si alguien es, digamos, una “mala persona”, haciéndole algún tipo de daño al resto, claramente no se merece una defensa. Y eso me lleva a cualquier tipo de feminismo que excluya a otres por su identidad, como hacen las TERFs con las mujeres trans. Sobre las marchas separatistas, no puedo decir mucho, siento que aún no puedo definir mi posición sobre ellas porque por un lado, entiendo su sentido, pero por otro, creo que nadie debería poder decirle a otres qué causas pueden o no apoyar y cómo.

Octubre 2019, Santiago de Chile | Ver en Flickr

Vuelvo a este punto: nadie me pidió opinar, pero me parece relevante hacerlo. Hoy más que nunca hay que llenar la mayor cantidad de espacios posibles con voces feministas, de todos los géneros, orientaciones sexuales, lugares y realidades. Hoy más que nunca hay que actuar y hablar en base a la empatía.

26, Chile | Publicista, fotógrafo amateur, overthinker | Sólo en español por el momento

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store